jueves, 15 de mayo de 2014

Kazantzakis rinde cuentas ante El Greco

Fue en la primera década del siglo XX, gracias al empeño del marqués de la Vega-Inclán y al monumental estudio de Manuel Bartolomé Cossío, cuando El Greco salió de su olvido de tres siglos y la figura del pintor se transformó junto a su obra en todo lo que este año se celebra: genialidad, imaginativa, color, misticismo.

De igual forma, la poca consideración que otro ilustre cretense como Nikos Kazantzakis (1883-1957) ha recibido siempre en España se asemeja bastante a aquella que dimos al pintor. Como muy bien expresa Carmen Vilela Gallego en la nota a la presente edición de Informe al Greco, publicada por Cátedra este pasado mes de marzo, hasta ahora no se había prestado la atención merecida por el escritor cretense: las traducciones españolas de sus obras siempre se habían vertido desde una lengua distinta del griego y en las últimas décadas estas publicaciones ya se encontraban agotadas o descatalogadas. Sin embargo, en este caso, la tendencia giró hacia lo razonable gracias a la labor que Carmen Vilela Gallego y la editorial Cátedra iniciaron en 2011, cuando se logró disponer de los derechos de traducción de las obras del más grande escritor griego del siglo pasado. Tal y como anuncié hace un año a este empeño se han unido la editorial Acantilado y Pedro Olalla que por su parte también han comenzado lo que serán varias traducciones de los libros del gran Nikos Kazantzakis.


Informe al Greco
Escrito en sus años finales de vida y publicado tras sus muerte podemos considerar Informe al Greco como el final de viaje de Nikos Kazantzakis. En este dilatado texto a modo de autobiografía el escritor examina su vida y su obra presentándolas ante El Greco como quien rinde cuentas ante su superior. Fue para él el pintor un cretense a admirar en cuya personalidad se veía reflejado y cuyo orgullo y valor pretendía alcanzar. Por eso lo elige como destinatario de esta última voluntad en la que por encima de todo expone su actitud ante la vida, su ir y venir (su continuo ascender, en realidad) y su orgullo cretense. Esta particular entrega al 'abuelo' concede a la estructura un pequeño desequilibrio en favor del capítulo final, La Mirada Cretense, y del Epílogo, pues adquieren estos un valor primordial dentro de todo el relato. Para el lector español, desconocedor en general de las letras de Nikos Kazantzakis, es este libro un esclarecedor colofón por el que comenzar a apreciar su escritura y pensamiento.

Informe al Greco (1961) es, así, la segunda traducción que Carmen Vilela Gallego ha preparado para Cátedra después de El Capitán Mijalis (1953), que vio la luz a finales de 2011. Sendas ediciones contienen extensas introducciones preparadas para la ocasión por la propia traductora. La siguiente obra en ser traducida será La última tentación (1951-1955), en cuya introducción Carmen Vilela se ocupará de cuestiones de la vida de Kazantzakis no tratadas en estas dos primeras publicaciones. Las colecciones de Cátedra Letras Hispánicas y Letras Universales siempre han destacado por la contundencia de los informes preliminares a los textos publicados; en esta ocasión no podía ser de otra forma. Elogiamos y recomendamos su atenta lectura.

[*] Nicos Casandsakis / Nikos Kazantzakis.
Quiero referirme brevemente a la transcripción de nombres y lugares que la traductora Carmen Vilela realiza con pulcritud y seriedad. Remite a la propuesta de 1984 de Pedro Bádenas de la Peña y yo me adhiero a este criterio fonético. Sin embargo me permito la licencia de mantener la transcripción tradicional del nombre del propio Nikos Kazantzakis ya que la considero en parte consolidada.

]Enlace[.Ficha de Informe al Greco, editorial Cátedra.] [en todostuslibros] [en LaCentral]
]Enlace[.Ficha de El capitán Mijalis, editorial Cátedra.] [en todostuslibros] [en LaCentral]
]Enlace[.Ficha de Lirio y serpiente, editorial Acantilado.]
 [en todostuslibros] [en LaCentral]
]Enlace[.Entrada sobre la primera traducción de Nikos Kazantzakis en Acantilado.]

Carmen Vilela Gallego también ha realizado para la Universidad de Sevilla la traducción de varios de los libros de Emmanuil Roídis (1836-1904). En el catálogo de GELL pueden consultarse Paseos por Atenas ]Enlace[ y Relatos de Siros ]Enlace[.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada