miércoles, 5 de marzo de 2014

'Lo poco que sé de Glafcos Zrasakis' de Vasilis Vasilicós

Si se relee la nota de prensa que la editorial asturiana Hoja de Lata ha difundido para presentar Lo poco que sé de Glafcos Zrasakis de Vasilis Vasilicós (1934) son varios los adjetivos que sobresalen de entre las palabras que la componen: ingeniosa, fascinante, culta, mordaz, satírica. Y son estos mismos adjetivos los que vienen a la mente del asombrado lector desde el inicio de la lectura. Una lectura sorprendente de una novela nada corriente, ni en su estructura ni en el estilo, que puede desconcertar al lector español que desconoce sin duda tanto la prolífica producción literaria de Vasilicós como la particular trayectoria del texto que describe las andanzas de Zrasakis .

Aunque el original en griego es de 1974, la editorial Hoja de Lata presenta una edición consensuada con el autor que él mismo considera definitiva y que se mantendrá así en griego en la reedición esperada para 2015. Vasilis Vasilicós lleva cuarenta años reescribiendo la historia de Glafcos Zrasakis (¿su álter ego?), de modo que esta traducción al castellano de Ángel Pérez González, de gran calidad por otra parte, supone un hito literario de probable limitada repercusión. Confío aún así en que el tiempo reconozca el resultado de tal esfuerzo. Enhorabuena a la joven editorial y al no menos joven traductor por su trabajo.

Vasilis Vasilicós está esta primera semana de marzo en Barcelona y
 en Oviedo y Gijón para presentar el libro junto a los editores.
 ]Enlace[.Entrevista a Vasilicós en el diario asturiano La Nueva España.]


]Enlace[.Ficha de Lo poco que sé de Glafcos Zrasakis en el catálogo de GELL.]
[en todostuslibros] [en LaCentral]

En Lo poco que sé de Glafcos Zrasakis el narrador y biógrafo de Zrasakis revisita el recorrido vital del escritor, el más famoso del país, en busca de respuesta. Zrasakis, nacido Lázaro Lazaridis, ha desaparecido para siempre en circunstancias poco claras y las huellas que ha dejado se difuminan con el paso de los años y de los kilómetros. Su biógrafo persigue las pocas respuestas que surgen de entre esas pistas conduciéndonos por la historia del siglo XX y por la mente del creador. Entreteje en el relato su propia búsqueda con los episodios de la vida del protagonista al tiempo que alterna el legado literario del propio Zrasakis, unas veces expuesto tal y como lo legó otras contado por aquél. La trama de la novela es, por tanto, compleja, pero fluye de tal modo que incluso el propio narrador teme parecerse a Zrasakis hasta el punto de confundirse con él. El lector también corre este peligro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario