viernes, 7 de febrero de 2014

Viajeros eternos, Grecia presente (ii)

Mediado el pasado siglo XX Grecia ya había sido recorrida y disfrutada por numerosos e intrépidos viajeros, anglosajones en su mayoría. En algunos casos, como también ocurriera durante el siglo XIX, estos llegaron a luchar hombro con hombro junto a los griegos por la libertad. Muchos acudían seducidos por la leyenda de los restos arqueológicos y su mitología, o simplemente por la atracción que generaba esa tierra mediterránea a un paso de Oriente. El turismo aún estaba lejos de abarrotar el país, de modo que los contactos entre unos y otros producían encuentros de enorme valor antropológico. Henry Miller (1891-1980) narra su experiencia en El coloso de Marusi (1941); y Patrick Leigh Fermor lo hace en Mani (1958) o Roumeli (1966); sin embargo aprovecho esta nueva aproximación a algunos viajeros eternos para referirme al británico Lawrence Durrell y al italiano Cesare Brandi.

Trilogía mediterránea de Lawrence Durrell
El volumen de Lawrence Durrell editado por Edhasa en 2012 supuso un verdadero acontecimiento literario, puesto que era la primera vez que se recogían en un solo libro sus tres textos sobre las islas. Los textos de Durrell (1912-1990) no son tanto los de un viajero como los de un residente diplomático que elige disfrutar de una tierra y un mar familiares: allí, en Corfú, pasó largas temporadas junto a su madre y hermanos. Aún así su mirada fresca, despreocupada y amable nos permite leer divertidas escenas de la Grecia de los años 30, 40 y 50. Tan entretenidas como importantes para su propia vida y para la historia de Grecia y Chipre, porque por el relato de Lawrence Durrel pasan multitud de personajes que muestran el país tal como era, tal como sentía.

Trilogía mediterránea está compuesta por los títulos:
La celda de Próspero sobre la estancia del escritor en Corfú durante los años 30 y 40, y escrito en Alejandría en 1945.
Reflexiones sobre una Venus marina, panorama de Rodas tras la guerra, escrito en 1953.
Limones amargos escrito en 1957 como un estudio de Chipre durante los agitados años 1953-1956.

]Enlace[.Ficha de Trilogía mediterránea en el catálogo de GELL.] [en todostuslibros] [en LaCentral]
]Enlace[.Ficha de Mi familia y otros animales de Gerald Durrell. El hermano pequeño de Lawrence narra en este primer título sobre Corfú algunas escenas familiares en la isla jónica.]
]Enlace[.Ficha de la nueva edición de editorial Edhasa de El coloso de Marusi.]


Viaje a la Grecia antigua de Cesare Brandi
Cesare Brandi (1906-1988) también fue un viajero particular. Su presencia en Grecia en la década de los cincuenta se debe sobre todo a su condición de crítico del arte y responsable de la restauración de las glorias arqueológicas italianas castigadas por las dos guerras mundiales. La descripción que hace del país heleno se centra en la observación del paisaje y de los restos arqueológicos que contiene, más allá del mito. Lo hace con emocionantes metáforas y con una agradecida sinceridad técnica.

Viaje a la Grecia antigua (1954) recorre los más reseñables lugares y yacimientos donde contemplar la grandeza de la antigua civilización griega, y Brandi describe con claridad lo que su privilegiada mente observa por encima de convencionalismos. Sin duda una muy buena opción para viajar por la Grecia antigua.

En esta edición que la editorial Elba publicó en 2010, el texto de 1954 está completado con otros posteriores (Regreso a Grecia) publicados en la prensa italiana en los años 1965, 1966 y 1975. Igualmente incluye un valioso prólogo de José Francisco Yvars.

]Enlace[.Ficha de Viaje a la Grecia antigua de Cesare Brandi en el catálogo de GELL.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario